Radio Súchil

Radio Súchil

Es una radio creada por mi para la desaparecida pagina de Casa Súchil. La mayoría de la musica son canciones que escuche durante los años vividos en Súchil. Da clic aquí para escuchar la Radio SUCHIL.

Radio Súchil


Es una radio creada por mi para la desaparecida pagina de Casa Súchil. La mayoría de la musica son canciones que escuche durante los años vividos en Súchil. Da clic aquí para escuchar la Radio SUCHIL.

Templo de la Inmaculada Concepción

Templo de la Inmaculada Concepción

Para mi es una imagen que veía todos los días al salir de mi casa. Por ello en mi mente siempre estará presente por la imagen y todo lo que representa.

Templo de la Inmaculada Concepción


Para mi es una imagen que veía todos los días al salir de mi casa. Por ello en mi mente siempre estará presente por la imagen y todo lo que representa.

El Vaquero Lero Lero

El Vaquero Lero Lero

Gracias a una practica contable en el que el nombre de la empresa era "El Vaquero Lero Lero" este nombre se popularizó y para muchos yo soy ese personaje.

El Vaquero Lero Lero


Gracias a una practica contable en el que el nombre de la empresa era "El Vaquero Lero Lero" este nombre se popularizó y para muchos yo soy ese personaje.

Tablero de avisos y Chat

Radio SUCHIL

Corrido de Ángel Gálvez

Redes Sociales

Contador de visitas

1.png0.png9.png8.png0.png3.png
Hoy931
Ayer1310
Esta semana5187
Este mes9800
Total109803

Info. del Visitante

  • IP: 18.207.136.189
  • Navegador Unknown
  • Versión del Navegador
  • Sistema Operativo Unknown

Quien esta en línea

1
En línea

09-12-2022

Formulario de Acceso

Recuérdeme

       
A+ R A-

Cuentos folklóricos de mi pueblo - Autor: José Félix Hernández García

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

caminito de la escuela

Cuentos folklóricos de mi pueblo

Para los que nacimos en Súchil a principios y mediados del siglo pasado cuando aún no existía la tecnología de hoy día. Uno de nuestros pasatiempos favoritos era escuchar los cuentos que en las noches antes de dormir, nos relataban nuestros padres, abuelos y bisabuelos. Fue una hermosa tradición que en aquella época existió, y que ahora lamentablemente va desapareciendo.

 

Aquí les dejo uno de varios cuentos o fabulas que he escrito y conservo en mi librero personal, ya que son herencia de mi padre y dos de mis abuelos. Y con los cuales algún día pretendí publicar un libro.

 

Era un paisano y su mujer que vivian en un ranchito muy pobre, por alla por el rumbo de Santoyo. Los dos habían nacido en Súchil pero pa star junto a su tierrita se fincaron unos cuartitos por un cachito de tierra alzada en una de las cabeceras de la milpa.  El hacia de vaquero pa un riquillo que traiba sus reses en un potrero allí juntito,  donde ellos vivian.

 

Un día el patrón dueño de las vacas se allo con un amigo ajuerita de la iglesia y enrte platicas el;  su camarada del rico, que era un catrincillo y un gueno panada. Le conto que alla por las tapias que están merito enfrente de las escuelas viejas, ya había mirao arder una o dos veces. Por ay cuando caiba la noche y que munchos de sus compas tamien miraron lo mesmito.

 

Al hombre rico se le hacia agua la boca nomas de pensar en la relación qu’iba a desenterrar de aquel lugar, qi’asta ni pudo dormir en la noche.

 

Pos ya el rico sabia que su amigo era un haragan y un arguenudo que no le gustaba la talla. Y que aparte era un endino topillero que nunca traiba un cuarto en el bolsillo y por eso taba mas pelao que un coco. Pero el ricacho pensó que’n cuanto sacaran el dinero, le daba empujon pal joyo y ay lo dejaba.

 

Pal dia siguiente se jueron con pala y talachi en mano a desenterrar la relación, y por alla agasapaos se quedaron devisando pal mesmo lugar donde el haragan había mirao arder dende antes. Y en cuantito miraron la lumbre, empezaron a echar talachi pa sacar el entierro.

 

Pero dicen los que saben, que cuando te jallas un tesoro alla abajo de la tierra , si tienes envidia; el dinero se vuelve toito carbón.    Pos asi les a de haber pasao a ellos, porque en cuanto se jallaron un cuarteron relleno de puras alazanas di’ oro, de repente se les volvió carbón.

 

El rico desanimao le dijo al haragan que se llebara el cajoncito con carbón pa ver  quen se lo mercaba.

 

En eso el hombre del ranchito y su mujer que taban en la vil jaspia, acordaron deshaserce de la única vaca que tenían. Pos pa poder comer, porque en la milpa no se dio ni zacate ese año

 

Y ese dia por la mañana el paisanito echo pie pal pueblo. Pos pa feriar la vaca, y mientras la mujer se quedo haciendo un caldo de copete de guarachi,  sasonao con ramitas de garambullo; que es l’única cosa que les quedaba.

 

En su andancia se topo con un hombre que cabrestiaba un chivo y le dijo: vea uste señor, yo le fereo este chivo por esa vaca ensuciada y fea que lleva su merce.       Escrito por:  J.F.H.G.          Continuara…

Pin It

Comments powered by CComment

Article Slider

Un ángel llamado mamá
Un ángel llamado mamámore_vert

Un ángel llamado mamá Cuenta una antigua leyenda que un niño antes de...

Un ángel llamado mamáclose
Un ángel llamado mamá

Un ángel llamado mamá Cuenta una antigua leyenda que un niño antes de...

LOS NAHUALONES  - Autor Kiko Castro...
LOS NAHUALONES - Autor Kiko Castro...more_vert

EL RELATO DE LOS NAHUALONES DE SÚCHIL, VIENE EN UNOS DE MIS LIBROS.  NO...

LOS NAHUALONES - Autor Kiko Castro...close
LOS NAHUALONES  - Autor Kiko Castro...

EL RELATO DE LOS NAHUALONES DE SÚCHIL, VIENE EN UNOS DE MIS LIBROS.  NO...

Altares de muertos en las casas...
Altares de muertos en las casas...more_vert

Altar de muertos en casa de mi hijo Francisco Fernández Rodríguez y su...

Altares de muertos en las casas...close
Altares de muertos en las casas...

Altar de muertos en casa de mi hijo Francisco Fernández Rodríguez y su...

2 de marzo 2022 - Miercoles de...
2 de marzo 2022 - Miercoles de...more_vert

  La imposición de las cenizas nos recuerda que nuestra vida en...

2 de marzo 2022 - Miercoles de...close
2 de marzo 2022 - Miercoles de...

  La imposición de las cenizas nos recuerda que nuestra vida en...

Veinticuatro horas - Autor: An...
Veinticuatro horas - Autor: An...more_vert

Veinticuatro horas Hoy es el último día de tu vida, tienes veinticuatro...

Veinticuatro horas - Autor: An...close
Veinticuatro horas - Autor: An...

Veinticuatro horas Hoy es el último día de tu vida, tienes veinticuatro...